Una terapia innovadora ha conseguido recuperar a una serie de pacientes lesionados medulares parte de su función motora implantando células madre propias.

La investigación se ha llevado a cabo de la mano del hospital Puerta de Hierro, en Madrid, en colaboración con la fundación Mapfre y la fundación Rafael del Pino.

Desde que se pusiese en marcha la investigación en el año 2013, actualmente los investigadores afirman que el 50% de los pacientes ha recuperado su función motora, pues se adapta y diseña personalmente al caso particular de cada paciente, según donde se encuentre su lesión. Doce son ya los pacientes que han participado en este ensayo clínico, recuperando en muchos de los casos hasta el 80% de las funciones.

Por otra parte, varias son las personas que se encuentran en lista de espera para recibir dicho tratamiento, pues depende de la lesión de cada paciente y algunos casos tienen mayor dificultad.

En este momento, los mismos investigadores tratan ahora de iniciar un proyecto de recuperación con pacientes cuyas lesiones medulares son incompletas y afirman que, tras varios estudios, la terapia funciona mejor en pacientes jóvenes y los resultados son mejores cuantas mayores células madre se introduzcan en la zona lesionada.