¿Cómo se lleva a cabo el envío de muestras biológicas?

envío de muestras biológicas

¿Cómo se lleva a cabo el envío de muestras biológicas?

¿Conoces cómo se lleva a cabo el envío de muestras biológicas? En la actualidad, los laboratorios clínicos utilizan sistemas de transporte de muestra clínicas por diversas razones. La más habitual es la obtención de muestras para acercar el servicio sanitario al usuario, para colaborar en proyectos de investigación y en algunos casos para realizar ensayos clínicos. En este proceso es importante asegurar la óptima calidad en la fase prenanalítica que incluye la preparación y la obtención de las muestras.

Para asegurar la calidad, es necesario contar con un sistema de gestión logística de ensayos clínicos. Esta actividad  debe estar monitorizada y controlada para garantizar que no se produzca ningún error en todas las fases del ensayo que involucran transporte.

Además, el envío de muestras biológicas hasta el laboratorio clínico procesador debe cumplir a rajatabla con la normativa técnica que garantice la estabilidad de las propiedades biológicas de las muestras. Desde Polar Expres te vamos a contar cómo se debe de realizar el transporte de estas muestras, cómo se debe de embalar y etiquetas y, por último, cuál es el procedimiento de recepción de las muestras.

Adecuación de las muestras biológicas para su transporte y manipulación

El laboratorio debe disponer de un protocolo bien definido sobre la adecuada conservación y envío de las muestras biológicas, desde que son obtenidas hasta que llegan al laboratorio. En la trazabilidad de las muestras y de la documentación deben incluir los datos de identificación para que no haya una asociación errónea de las muestras, y no se produzcan ningún tipo de error durante el transporte. Además, deben controlarse aquellos factores que pueden influir en la estabilidad de las muestras biológicas.

  • Agitación de la muestra: debe evitarse por todos los medios que durante el envío de las muestras biológicas se produzcan movimientos bruscos que deterioren dichas muestras. Por eso deben fijarse en los soportes adecuados.
  • Exposición a la luz: es de vital importancia evitar que las muestras queden expuestas a la luz, ya que hay propiedades fotosensibles en la luz tanto natural como artificial.
  • Presión atmosférica: las muestras deben prepararse para que resistan los posibles cambios de presión, en caso de que se realice por medio del transporte aéreo.
  • Orientación del recipiente primario: el recipiente debe ser colocado en posición horizontal para que la muestra no se derrame.
  • Temperatura: el transporte debe garantizar la temperatura de conservación de las muestras, ya sea congeladas, refrigeradas a temperatura ambiente o en un determinado intervalo de temperatura. Depende del tipo de muestra y de los constituyentes a analizar.
  • Tiempo de transporte: las muestras deben transportarse al laboratorio en el menor tiempo posible, con el objetivo de reducir el tiempo desde que son obtenidas hasta su recepción.

Embalaje y etiquetado de las muestras biológicas

Para el envío de muestras biológicas , el paquete que las transporta debe cumplir con una serie de requisitos en relación al etiquetado o su señalización, en función de si el transporte tiene lugar por tierra o por aire. Y es que los sistemas de embalaje que garanticen la integridad del contenido y la estanqueidad son fundamentales para evitar la contaminación accidental de la muestra.

En el transporte terrestre deben aplicarse los requisitos establecidos por el acuerdo ADR (2003) y para el transporte aéreo los exigidos por la  reglamentación sobre mercancías peligrosas  de la organización de aviación civil Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA-DGR 2002).

  • Recipiente primario: se utilizan recipientes de polipropileno y polietileno, pero nunca de cristal a menos que pueda evitarse que se rompan. Deben transportarse en posición vertical siempre que sea posible y ser estancos.
  • Recipiente secundario: debe ser estanco y tener material absorbente entre él y el recipiente primario en cantidad suficiente para poder absorber todo el líquido en caso de que se derrame. En caso de no haber recipiente terciario, debe colocarse una etiqueta con la frase “muestra de diagnóstico” y el resto de pictogramas necesarios que establece la normativa.
  • Recipiente terciario: debe ser resistente a roturas y golpes. Su uso va en función de las exigencias normativas de cada medio de transporte. Además tiene que llevar una etiqueta con las direcciones del remitente y del laboratorio que lo recibirá, así como otra con la frase “muestra de diagnóstico”.

Procedimiento de recepción de las muestras biológicas

Una vez que las muestras han llegado al laboratorio, éstas deben ser clasificadas. Además debe disponer de un listado que defina los criterios de aceptación que permitan rechazar las muestras si no cumplen con los mismos. En caso de que alguno no se cumpla, el laboratorio debe informar inmediatamente al módulo de obtención de muestras que ha realizado el envío o a la empresa transportista, en función del tipo de incidencia que se haya producido.

Solicita más información sobre nuestro servicio de envío de muestras biológicas

Como hemos mencionado con anterioridad es fundamental que los envíos de muestras biológicas se realicen siempre cumpliendo con los protocolos de trabajo de los laboratorios de origen y de los centros de destino.

Para conseguir unos resultados óptimos es imprescindible contar con una buena planificación logística. En Polar Expres contamos con años de experiencia realizando este tipo de envíos. Además, somos una empresa certificada para realizar el transporte de muestras biológicas.

Si necesitas solicitar más información  o consultarnos cualquier tipo de duda, contacta con nosotros. ¡Estaremos encantados de informarte!

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.