Siempre que recibimos  consultas de nuestros clientes sobre algún tema en concreto, creemos conveniente elaborar una mini guía o redactar un artículo, en esta ocasión tampoco vamos a dejar pasar la oportunidad y vamos a hablar sobre el traslado de embriones y protección contra los rayos X.

¿Qué es la mutagénesis?

La mutagénesis es un proceso que  se origina cuando se producen mutaciones en el ADN.

La mutación se define como  un cambio producido en la información codificada del ADN. Existen dos tipos de mutaciones, espontánea  o inducida. La primera aparece sin ningún tipo de participación humana, de forma natural, mientras que la segunda se produce cuando interviene un agente mutagénico.

rayos X-mutaciónADN

Los agentes mutagénicos se pueden clasificar en:

–  Agentes mutagénicos físicos: Luz ultravioleta, rayos X entre otros.

– Agentes mutagénicos químicos: 5-bromodiuxiuridina, hidroxilamina etc.

Las mutaciones pueden ser negativas  o positivas. Las primeras traen como consecuencia  principal la muerte del organismo, mientras que las positivas son compatibles con la vida y pueden ser transmitidas a la descendencia con todos los riesgos que este proceso conlleva.

 ¿Cómo y cuándo pueden afectar los rayos X a los embriones?

Los rayos X se clasifican como radiaciones de alta frecuencia. Pueden alterar la estructura de las moléculas de las células y también pueden afectar a la implantación del embrión en el útero.

Por estos motivos se recomienda a las mujeres embarazadas evitar pruebas en las que pueda existir  exposición a rayos X debido a los riesgos que existen para el embrión.

Sobre los traslados de embriones por transporte aéreo y terrestre.

Tanto si el envío viaja por servicio aéreo como si lo hace por carretera (envíos inter-provinciales), siempre que se realice un traslado de embriones, hay que tener en cuenta que la mayor parte de la paquetería pasa por los denominados “centros de clasificación”, centros situados estratégicamente por todo el país en los que se clasifica, almacena y distribuye toda la paquetería. Si el traslado se realiza por empresas de mensajería/paquetería, tenga en cuenta que es muy probable que su dry shipper (tanque de nitrógeno líquido en fase gas) pase por uno de estos escáneres de rayos X.

Dentro de estos procesos de clasificación, por motivos de seguridad,  se incluye el escáner mediante rayos X en el que se somete a radiación cualquier paquete, incluyendo  contenedores de nitrógeno líquido.

Por norma general se escanea en cada nodo de tránsito o centros de clasificación, pero en el caso de envíos aéreos tanto nacionales como internacionales, se realiza la inspección de seguridad  en cada aeropuerto y centro de clasificación asociado por el que transite el contenedor para los envíos terrestres dentro de la península.

Estos escáneres emiten una radiación mayor que los utilizados en hospitales y aeropuertos, ya que no están diseñados para radiar seres vivos.

El hecho de que los embriones pasen por estos escáneres hace que aumenten significativamente las posibilidades de sufrir algún tipo de problema derivado de la exposición a estos rayos.

¿Cómo puedo proteger los embriones de los rayos X?

El traslado de embriones es un proceso complejo. Polar Expres en su afán de prestar servicios de máxima calidad, ha diseñado un sistema propio para proteger los dry shippers, evitando que los embriones o cualquier otro elemento que necesite criopreservación, se vea afectado por cualquier tipo de exposición a rayos X, incluyendo los de mayor potencia, garantizando el cumplimiento de todas las condiciones de seguridad.

Polar Expres emite un certificado en el que especifica el grado de protección de los contenedores utilizados. Si desea ampliar información puede ponerse en contacto con nuestro departamento técnico.